Comercio Electrónico en Móviles



Comercio Electrónico en Móviles
Básicamente, se pueden establecer tres grandes categorías de comercio electrónico: B2B ”Business to Business” (Negocio a Negocio): Es el verdadero impulsor del desarrollo del negocio electrónico. Es el comercio electrónico entre empresas para realizar transacciones de negocios. Al igual que en la economía tradicional, la fortaleza y el volumen de negocio entre empresas, es muy superior al dirigido al cliente final. B2C ”Bussines to Customer” (Negocio a Cliente Final): es el negocio orientado hacia el consumidor final (internauta particular que navega por la red). Es el original comercio electrónico denominado E-COMMERCE. El desarrollo en los últimos años no ha sido el esperado, debido al grado de dificultad de transformar a los internatutas en consumidores reales. Gran parte de su éxito depende de: la originalidad del negocio, la comodidad para el comprador, la rapidez de la entrega, y el precio (ahorro con respecto al comercio tradicional). Siendo de vital importancia el cumplimiento de los acuerdos comerciales, ya que los errores son imperdonables. C2C ”Consumer to Consumer” (Cliente a Cliente): E-AUCTION. Subastas electrónicas. Las transacciones entre consumidores se encuentran en pleno auge y desarrollo. Su mayor expresión son las páginas Web de subastas interactivas. Actualmente se esta detectando una migración en las subastas del C2C, hacia el B2C, es decir subastas dirigidas a atraer distribuidores, fabricantes, proveedores, etc.[9] M-COMMERCE Teniendo en cuenta todas las ventajas que el E-COMMERCE ha demostrado tener, surge una pregunta, ¿Por qué es necesario estar atado a la pantalla de un computador en un escritorio para poder disfrutar de los servicios y de los beneficios del E-COMMERCE? La respuesta está en el M-COMMERCE, el cual nos ofrece el valor agregado de la movilidad y nos libera de las conexiones fijas. El M-COMMERCE consiste en el uso de terminales móviles (Teléfonos celulares, Asistentes personales Digitales - PDAs, Palms, LapTops, etc.) y de redes móviles públicas o privadas para accesar información y conducir transacciones que resultan en la transferencia de valor mediante el intercambio de información, bienes o servicios. 2.3.2 El Mercado y las Aplicaciones Las aplicaciones y el tipo de transacciones que tienen su espacio ideal en el M-COMMERCE son muchas. En el mercado orientado a los consumidores (B2C) los productos y servicios sensibles a la ubicación geográfica o al tiempo de recepción de la información son ideales. Encontrar los teatros más cercanos, recibir información sobre los espectáculos, reservar las sillas y comprar los tikets, todo esto desde el teléfono, es solo un ejemplo de los posibles servicios del M-COMMERCE. Aunque el MCOMMERCE ha sido generalmente visto como un servicio hacia el mercado masivo de consumidores, es importante resaltar que el mercado corporativo (B2B) también ofrece interesantes oportunidades. Por ejemplo, generar la factura a un cliente, desde un terminal móvil y en el mismo momento en que acaba de hacer la entrega de la mercancía representa importantes ganancias. El acceso inalámbrico a bases de datos remotas, inventarios, estados de cuenta, teletrabajo, telemetría, mantenimiento a distancia y ventas de campo son otros ejemplos del M-COMMERCE para empresas.[10]
 Fuente: Universidad Nacional del Nordeste Facultad de Ciencias Exactas, Naturales y Agrimensura Trabajo de Adscripción Dispositivos Móviles Juan Felix Basterretche - L.U.: 34039 Prof. Director: Mgter. David Luis la Red Martínez Licenciatura en Sistemas Corrientes - Argentina