Comparativo de smartphones Samsung


Galaxy SIII vs. ATIV S
Comparativo de smartphones Samsung

Dos móviles de la firma surcoreana, cara a cara. Su mayor diferencia: el sistema operativo. Les une el fabricante que mayores ventas registra en el segmento.
En el marco de IFA 2012, la feria tecnológica que tuvo lugar en Berlín, Samsung mostró ATIV S, un smartphone que corre que el nuevo sistema operativo móvil desarrollado por Microsoft. Teniendo en cuenta este dato fundamental y en la contemplación de su aspecto exterior, pronto muchos comenzaron a llamarle el ''Galaxy SIII con Windows Phone 8''. La analogía, si bien en algún sentido resulta válida, no es suficiente: Aunque mucho se parecen, lo único que les diferencia no es el software que corre en sus interiores. En esta nota, ponemos cara a cara las características de Galaxy SIII y de ATIV S.
-Dimensiones y peso: En este aspecto ambos equipos se parecen enormemente, abriendo paso a una justificada equiparación de los mismos. Mientras que el móvil que corre con Windows Phone 8 tiene 137 mílimetros de alto y poco más de 70 de alto; el que corre con Android cuenta con 136,6 de alto y 70,06 de ancho. Sus grosores: 8,7 milímetros y 8,6, respectivamente. Sus pesos: 135 para ATIV S; 133 para Galaxy SIII, en los dos casos con la batería incorporada.
-Pantallas: Idénticas y en la misma línea que el ítem anterior. En ambos casos las pulgadas se fijan en 4,8; son multitouch; ofrecen 1280 x 720 píxeles; y presentan un panel Super AMOLED HD.
-Aspectos de diseño: En este ítem sí aparecen algunas diferencias. Si bien en los dos equipos se evidencia un botón físico al pie de la pantalla que permite volver al menú principal, el de ATIV S lleva el símbolo de Windows. En sus partes posteriores también aparecen aspectos disímiles: Además de la leyenda ''Widows Phone'', ATIV S lleva el altavoz a la parte inferior con un tamaño superior al de Galaxy SIII. Los acabados de la carcasa también presentan diferencias, rugosidad para ATIV, superficie lisa para Galaxy.
-Procesadores y memorias: En lo que a RAM refiere ambos cuentan con 1 GB. En cuanto a memoria interna, ATIV S llega con alternativas de 16 o 32 GB con expansión vía SD; mientras que Galaxy SIII añade un opcíon de 64 GB. Sus procesadores presentan diferencias: El equipo con Windows Phone 8 cuenta con uno de doble núcleo a 1,5 GHz; mientras que el móvil con Android dispone de uno de cuatro núcleos a 1,4 GHz.
-Cámaras: Más argumentos para la teoría de la -casi total- semejanza. Ambos cuentan con una cámara posterior de 8MP, con flash LED integrado, y capacidad para grabar videos HD. Las cámaras frontales también comparten cifras de MP, con resolución de 1,9.
-Conectividad y sensores: WiFi, Bluetooth, 3G y NFC para ambos equipos. En cuanto a conexiones físicas, ambos disponen de puerto MicroUSB y jack de audio de 3,5 milímetros. Tanto ATIV S y Galaxy SIII cuentan con acelerómetro, brújula digital, sensor de proximidad y sensor de luz ambiente.
En definitiva; si bien ambos teléfonos inteligentes pueden ser confundidos a simple vista, existen algunos pocos aspectos que les diferencian. Eso sí, al hacer uso de ellos no habrá ninguna duda: sus motores de softwares son propuestas bien disímiles.
Fuente: noticias msn.com