El Motorola Xoom

El Motorola Xoom pesa 708 gramos en la versión que hemos probado (la WiFi solamente) y tiene un grosor de 12.9 mm. Su acabado en aluminio anodizado y la calidad del cristal de la pantalla marcan diferencias importantes según nuestra experiencia. Tan solo los controles de volumen, de impecable acabado también, nos ha parecido un poco incómodos por su reducido tamaño.
Todo lo contrario opinamos del botón de encendido, estratégicamente colocado en la parte trasera izquierda a la altura perfecta de los dedos, de manera que podemos acceder a él sin dejar de mantener el tablet de la forma natural cuando lo hacemos con las dos mano, aunque esta apreciación dependerá de la manera en que cada cual maneja su tablet.
El resto de conexiones se encuentran en la parte inferior y superio. Arriba encontramos el conector de 3.5 mm y la ranura extraible para la tarjeta microSD que también sirve como alojamiento de la SIM en los modelos con conectividad 3G.
Ya en la parte inferior están los conectores para las bases que se venden como accesorios, y los puertos miniUSB y miniHDMI. Nos detenemos en este punto para hablar de la alimentación del Motorola Xoom.
La compañía americana ha optado por un conector exclusivo que se vale de un cargador que si tenemos que llevar con nosotros, le quita bastante encanto al tablet. Acostumbrados como estamos ya a llevar un solo cable microUSB para la recarga de infinitos más uno cacharros, tener que hacer hueco al cargador del Motorola Xoom nos ha molestado bastante. Y con tantos y tan parecidos rivales en el mercado, estos pequeños detalles acaban sumando en positivo pero también en negativo

Pantalla de calidad con Android HoneyComb al natural

La pantalla, de 10.1 pulgadas, resolución de 1280×800 píxeles y densidad de 150 ppp, es otro de los puntos fuertes del tablet Motorola Xoom. Hemos notado que la respuesta multitáctl de la misma es estupenda, pero nos gusta todavía más que el cristal que la cubre es de una calidad que hasta ahora no habíamos encontrado en nungún otro tablet Android de los analizados en Xataka. Eso sí, se sigue ensuciando como un condenado.